martes, 2 de mayo de 2017

Nada.

Qué egoísta es decir que estás mal cuando la vida te sonríe, y por eso no lo dices, te mirarán mal y te dirán "yo sí que tengo problemas", "no tienes razón para estar así".
Es cierto, suena fatal, tengo una buena vida, una estabilidad que no habría podido imaginar que llegaría a tener.
¿Por qué entonces, me siento tan vacía?
Me obsesiono con tonterías para evitar pensar en lo que realmente me está comiendo, me falta algo, no sé qué es, pero sé que un día estuvo ahí. No sé si lo podré recuperar, no sé por dónde buscar, y tengo miedo de tener que buscar en ciertos lugares, quiero sentirme completa... Pero ese es mi castigo, un agujero en mi garganta, estómago y corazón que sólo alberga soledad, miedo y tristeza. No dejo que me domine, pero luchar cansa, y quiero que esos agujeros desaparezcan, dejar de sentirme sola y dejar de tener miedo.

Hay algo en esta vida que no se recupera, la inocencia, y cuando pasas tus barreras, de repulsión, miedo o asco, te das cuenta de que no era para tanto, y así es como empiezas a caer, y cuando te quieres levantar y recuperar las riendas de tu vida, todo es demasiado aburrido, pero tienes miedo a caer en un futuro devastador si no aceptas un presente aburrido, porque has estado al borde del precipicio, porque has llegado incluso a caer por él, y sabes que lo que hay abajo no te acaba trayendo nada bueno, por dulce y tentador que te parezca.
¿Qué hacer entonces? Nada. Esperar.
¿Llegará alguna señal? Lo dudo.
¿Entonces qué? Nada.

lunes, 2 de mayo de 2016

Me pudro por dentro, vomito las pocas palabras que pueden escapar de mi prisión, y de puertas para fuera, TODO ES TAN NORMAL.

Estoy acojonada, nunca había sentido tanto miedo antes.
Creo que por dentro he entrado en pánico, y Dios, me escucho hablar, me veo moverme, me miro al espejo, no entiendo esta puta cara de póker. Actúo con normalidad.

¿DONDE ESTÁN MIS PUTAS EMOCIONES?
Actúo como si nada pasara, y lo peor es que no es por gusto, no soy capaz de exteriorizar mi realidad ni a solas, todo es genial de puertas para fuera.

No sé cómo he creado esta cárcel, sé que probablemente me esté pasando algo fuera de lo normal. NO puedo salir de aquí, estoy encerrada sola y a oscuras, por mucha luz que haya fuera, todo es negro en mi interior, no veo la puerta, no sé cómo salir, necesito salir. Me da igual que al salir el dolor sea insufrible, pero esta apatía me está pudriendo. Y DE PUERTAS PARA FUERA, todo sigue tan normal.


Yo misma me he encerrado aquí, no paro de culparme, pero no consigo arreglar nada, los muros de mi cárcel empiezan a caer sobre mí, pero aun así, tras esos muros, sólo hay más piedra, me voy a ahogar, y no consigo salir, me marchito. (TODO ESTÁ GENIAL).

Datos personales

Seguidores